Translate

BIENVENID@S

Afortunado soy de que algun@s presten atención, a este humilde bohemio y soñador que divaga entre sentimientos pensados

martes, 20 de agosto de 2013

Reflexionando



No te puedes parar a flagelarte cada vez que incomodas a alguien porque eliges tu manera de hacer en la vida. No tienes la culpa de hacer sentir mal a otra gente por el simple hecho de ser tú mismo, de ser merecedor de logros que no son capaces de conseguir ellos o porque tengas otra manera de pensar.
No te vengas abajo por el pesar del envidioso, por aquel que necesita los cánticos alentadores de la muchedumbre para lograr sentirse grande. "La verdadera grandeza reside en cuan humilde eres", en tu capacidad de sobreponerte a las adversidades, a la manera de afrontar las cosas y sobre todo en el seguir siendo tú mismo a pesar de los demás.
Sigue tu camino, elige por dónde tienes que ir... ya lo dijo el maestro Cohelo: "Escoger un camino, significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles, acabarás no recorriendo ninguno". Una vez escogido el camino, andando se llega... no importa lo que tardes en llegar, recuerda que lo que importa es el viaje. Si piensas que te equivocaste de camino, no retrocedas... cambia de dirección en la próxima intersección que encuentres, pero jamás camines hacia atrás... porque el camino recorrido ya no puede desandarse. 
Si caminas en soledad, no te preocupes... piensa que mejor es eso que una compañía que te vaya dando la barrila todo el camino. Aléjate de las malas compañías, esas que cuando atraviesas zonas oscuras aprovechan para apuñalarte. 
Tienes que ser el responsable del camino que decides andar con todas las consecuencias, con todos los percances que puedan darse en el transcurso del viaje... así nadie más que tú será el responsable de tus éxitos, así como nadie será culpable de tus fracasos... más que tú.
En tu camino no prestes atención a los "cantos de sirena" llenos de falsas alabanzas que lo único que buscan es perturbar tu mente. Y acuérdate de aquel que te presta un bastón o te da agua cuando estás fatigado en tu trayecto, pues los favores son "panes prestados" y cuando lo devuelvas, si se puede, acompáñalos con un poco de queso... pues a los amigos se conocen en las dificultades.
Cuando llegues a la meta, descansa un instante sólo... pues mientras estas vivo, tienes que seguir caminando allá donde te lleven tus pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacta Conmigo