Translate

BIENVENID@S

Afortunado soy de que algun@s presten atención, a este humilde bohemio y soñador que divaga entre sentimientos pensados

miércoles, 6 de marzo de 2013

Sed de tí


Acaricio mi piel, pensando que es la tuya, en esta mi ducha... bañado en vapor
mil pensamientos invaden mi mente, todos forjados en ti y en mi ardor,
el deseo de recorrer con todos mis sentidos, inundado en placer, todo tu cuerpo en desnudez,
apasionado y calenturiento, con desdén, y a la vez, aturdimiento por la embriaguez
que me produce, tu aroma... que aun siendo todo esto que siento, soñado,
hasta mi tu olor ha llegado... poseyendo mi estado de ánimo, que ha anulado.

Me quedo absorto, bajo el agua que llueve cálida de la alcachofa en la pared,
despierto brevemente de este sueño, no estás aquí y yo necesito que calmes mi sed,
sed de ti, sed exótica y erótica... mi boca se seca por qué no estás presente,
siento tu ausencia con depresión, sale a flote mis lamentos, solo estabas en mi mente.

Salgo de mi ducha y agarro una toalla, secándome con su tacto sensual y volviendo a imaginar
que eres tú quién me toca, eres tú quién recorre todo este cuerpo deseoso de abordar,
quiero asaltar tu ser, poseer en totalidad... necesito apaciguar la sed que siente mi boca
con el dulce sabor de la saliva de tu boca, cuanto lo anhelo... cuanto me provoca.

Entro a mi habitación y no me visto, me quedo desnudo... retiro las sabanas y me acuesto,
me enredo entre ellas, sintiendo el roce en mi piel desnuda... me pregunto cuanto va a durar esto.
Te necesito, amor, te necesito... aquí y ahora, en mi lecho... pecho con pecho, jadeantes
tu aliento mezclado en mi aliento, apresurados por llegar al clímax uniendo nuestros sexos, exasperantes.

No vienes, no estás a mi lado... y sigo pensando, en estar aquí contigo y retozando,
se hace interminable esta noche, sin ti... viendo que no llegas, aun en mi lamento, me sigo calentando.
Estas ausente, pero sigo notándote en mi... mis sabanas aun huelen a ti, tienen tu perfume o al menos lo percibo
odio esta parte, odio no tenerte... odio tu ausencia en mi, que aun así no estás ausente... y no me inhibo,
me rindo a mi autocomplacencia, pensando que la próxima vez no te dejare ir de aquí, eso para mí está prohibido.

Imagen que ilustra el texto es de autoría desconocida y publicada en la red

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacta Conmigo