Translate

BIENVENID@S

Afortunado soy de que algun@s presten atención, a este humilde bohemio y soñador que divaga entre sentimientos pensados

jueves, 7 de marzo de 2013

Entrega



Tu sola presencia turba toda mi mente, llena de pensamientos eróticos,
eres la dueña de lo más profundo de mis deseos magnéticos
como el imán que me arrastra a la sola idea de hacerte mía
en la soledad embriagadora de la noche, opacada con tu compañía.
Deseo penetrar tu sexo, llenarte de mi... enfocando en ti mi temperamento, 
quiero saciar mis lascivos deseos carnales, con el placer que produce tu atuendo
con esa poca ropa que llevas, me hace querer terminar de arrancártela con mis dientes
para que quedes liberada de ropas, desnuda ante mi... subiéndome la temperatura, sintiéndome todo caliente.
Debo haberme ganado ir al infierno cuando muera, tan solo por lo que pasa por mi cabeza
al ir fotografiando en mi retina, todos y cada uno de los rincones de tu cuerpo con franqueza...
esa verdad tan verdadera, de quererte poseer en todos los sentidos, habidos y por haber.

Quiero sentirte solo mía, escucharte jadear mientras te tomo, que no me quede saliva de ti por beber.

No hay mayor placer, que mirarte cuando tu cuerpo encima de mi cuerpo vibra al son de los tambores
esos que resuenan en mi cabeza, esos que son los latidos de nuestros corazones...
ahí resuenan, bombeando toda la sangre que corre por nuestras venas, haciendo subir la temperatura
de nuestros cuerpos, tan excitados y llenos de soberbia, que por desnudos mirarnos me hacen rozar la locura.


Tus senos respingones, moviéndose al son que marcan tus caderas mientras me cabalgas,
esa melena suelta a su suerte, en pleno movimiento... escenificando el éxtasis que sube por tus nalgas
mientras aprieto con mis manos tus cachetes, aferrándome en ellos como si se me fuera la vida
esperando que salgan mas y mas gemidos de placer, producidos de mi en ti... con perversión consentida.

Por fin, caes exhausta sobre mí... dándome el regalo de sentir tu respiración entrecortada
que se une a mi leve y tímido aliento, que poco me queda tras tu cabalgada desmesurada,
por la que espero ansioso recuperarme pronto, para corresponderte el placer recibido
con mas placer, pero primero nos tomamos un respiro... mientras con mis brazos te abrigo
en un abrazo... en donde solo nos cubrimos con nuestros propios cuerpos, 
mientras seguimos disfrutando con regocijo el sabor de las mieles que en nuestro paladar a quedado
de esa reciente entrega perversa, de ambos, nuestros cuerpos... con un roce, que no me ha desgastado.


Imagen que ilustra el texto es de autoría desconocida y publicada en la red

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacta Conmigo